Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

4 ventajas de viajar en septiembre

Muchas personas piensan que septiembre es sinónimo de fin del verano, de vuelta a la rutina y de inicio del colegio. Sin embargo, la realidad es que septiembre es el mejor mes del año para irse de vacaciones. 

¿Por qué elegir septiembre para las vacaciones?

1- Hay menos gente:

Los meses típicos de verano que suelen elegir todos ya han pasado, los niños comienzan el colegio, y los mayores vuelven a sus trabajos y obligaciones, por todo ello es posible encontrarse a un menor número de gente en el lugar elegido. Se produce una menor masificación en los sitios de ocio, por lo que es un buen mes para aquellos a los que le guste una mayor tranquilidad.

2- Precios más bajos:

Este es uno de los factores que más motivan a las personas para elegir septiembre como el momento perfecto de vacaciones. La temporada alta ha terminado y se produce una bajada de los precios en general.

3- No hace tanto calor:

En septiembre el clima es más suave y este motivo lo hace muy atractivo. Las temperaturas son ligeramente más bajas, en torno a 2 y 5 grados menos y hace que tu estancia en la playa sea más placentera.

4- Serás la envidia de tus compañeros:

Te marchas de vacaciones cuando todos vuelven al trabajo. A tu regreso todos estarán estresados y en plena rutina laboral. Mientras tanto, tú estarás presumiendo de los mejores momentos de las vacaciones.



Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información