Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información

¿Has probado ya la talasoterapia?

La talasoterapia es, como su nombre indica, la terapia basada en los beneficios del agua o el mar). Es una terapia que beneficia y ayuda en gran medida al buen funcionamiento de nuestro organismo.

 

La temperatura del agua ideal para este tipo de tratamientos puede encontrarse entre los 35 y 37 ºC. El cuerpo absorbe el ozono y el yodo presentes en el aire, además del sodio. Dichos componentes se filtran a través de los poros, ayudando a que nuestra  piel se regenere más rápido. 

 

La talasoterapia puede tomarse como un complemento médico en un centro especializado o en contacto directo con la naturaleza con baños en el mar disfrutando del paisaje y el suave mecer de las olas. 

 

La talasoterapia puede utilizarse para el tratamiento o prevención de enfermedades

-Procesos crónicos 

-En la etapa post-operatoria

-Para afecciones respiratorias

-Afecciones neurológicas

-El control del proceso de enfermedades dérmicas 

-Mejora la vitalidad

-Libera del estrés

-Ayuda en caso de insomnio

-Para la depresión. 

-En la etapa de menopausia

-Alergias

 

Es muy importante contar con la experiencia de un equipo especializado en este tipo de terapias y un centro limpio y adaptado para este y otros tipos de tratamientos. 

 

 

Las técnicas de la talasoterapia utilizadas, depende de las necesidades de la persona que las recibe. Un médico diagnostica los síntomas del paciente y determina el tipo de técnica de talasoterapia va a utilizar. 


La persona que recibe este tratamiento podrá comprobar sus resultados pasada una semana de aplicación. 


La clave de la talasoterapia se encuentra en los elementos químicos del propio ambiente marino: 


-Las algas marinas

-El lodo o fango del mar 

-La brisa marina


El método de la talasoterapia requiere de agua que no esté cercana a la orilla. El agua es esterilizada y depurada antes de ser aplicada como tratamiento. 


Una bañera de hidromasaje es similar a un jacuzzi. No obstante, cuenta con diferentes boquillas, que hacen que el agua gire internamente.

 

Si quieres saber más, no dudes en informarte y disfruta de un baño reparador. 


Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información